27 marzo 2014

Alicante pagará una tarifa de teléfono cinco veces más cara que la de Valencia

El Ayuntamiento de Alicante ha sacado a licitación un contrato de telecomunicaciones que le va a costar 1,5 millones de euros durante los próximos dos años. 

Esto supone un gasto anual de 375 euros por cada uno de sus 2.000 funcionarios. Esta adjudicación se paralizó a finales de febrero después de que Vodafone plantease un recurso especial en materia de contratación al considerar que el pliego de condiciones se había hecho a la medida de Telefónica, la única empresa que se presentó al concurso.

Los 1,5 millones que se piensa gastar el Ayuntamiento de Alicante en telefonía contrastan con las cifras de Valencia, donde el contrato de telecomunicaciones se ha fraccionado y sacado en dos concursos. 

El servicio de móviles se adjudicó a Telefónica por 800.000 euros, mientras que el de los fijos fue para la compañía ONO, con una oferta de 300.000 euros (casi una tercera parte del tipo de licitación inicial). Los dos se adjudicaron en 2011, por un plazo de dos años prorrogables a otros dos. 

El importe total (1,1 millones) se paga por cada dos años de contrato.

Valencia tiene, pues, un servicio de telecomunicaciones menos costoso para sus ciudadanos (400.000 euros menos), algo muy llamativo si se comparan las dimensiones de los consistorios. 

Mientras Alicante cuenta con 2.000 empleados públicos –sumando organismos autónomos–, la capital del Turia supera los 6.000. Esto supone un coste de 83 euros al año por funcionario en telefonía, cinco veces menos que lo que se gasta la ciudad de Alicante.

¿Cómo se ha llegado a esta situación? El contrato de telecomunicaciones que Alicante sacó a licitación sólo tuvo una oferta, la de Telefónica; esto impidió que se registrasen nuevas ofertas a la baja. 

Vodafone denuncia que el pliego de Alicante exigía la prestación de un servicio, el buzón único, que actualmente sólo presta una compañía (Telefónica) en España a través de un acuerdo con Alcatel.

El portavoz de UPyD, Fernando Llopis, aseguró que la gestión de este contrato supone "una muestra más de la falta de libre competencia en el Ayuntamiento", y calificó de "increíbles" las "diferencias que hay en la forma de adjudicar de las dos ciudades". 

"¿Cómo es posible que en Valencia se fraccionen los contratos, con el objetivo de que sean más baratos, y aquí nos empeñemos en hacer paquetes conjuntos? ¿Por qué allí una empresa como ONO puede hacer una oferta un 60% por debajo del tipo de licitación y aquí sólo hay una oferta?".


Por ello, Llopis anunció que llevará al pleno "la petición para crear una comisión que revise este contrato de telecomunicaciones y garantice el mejor servicio posible". 

Además, el concejal recordó que en el último informe de la Sindicatura de Cuentas ya se alertaba de que el consistorio alicantino licitaba los contratos de forma que no se garantizaba que la oferta elegida fuese la más barata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario