25 agosto 2014

Pilar Rubio y Sergio Ramos tonta ella tonto él

Dos hombres y un destino: la ruptura. El tiempo pasa volando, pero en lo que a lo sentimental se refiere este año le ha cundido mucho a la (ex) presentadora de Telecinco. A finales de verano su inesperado affaire con Sergio Ramos se convertía en el romance del momento. Entonces nadie sabía que Pilar Rubio había puesto fin a los más de diez años de noviazgo con José Molinero, Molly, cantante del grupo Hamlet.

La atracción entre Pilar Rubio y Sergio Ramos surgió durante la celebración de la Eurocopa, donde ella ejercía de maestra de ceremonias de la fiesta organizada en Madrid en honor de los jugadores de La Roja. Sin embargo, aunque el romance entre ambos comenzó a finales de agosto, el documento gráfico que confirmó su relación (la foto del beso se vendió por 20.000 euros) tardó en llegar, Pilar y Sergio no se lo pusieron nada fácil a los fotógrafos. En cualquier caso, pese al interés mediático de la pareja, esta historia no llegó ni a cuartos de final. Dos meses y medio después, Sergio y Pilar pitaban final del encuentro. Desde entonces, la presentadora vive en Londres, donde intenta reponerse de un año marcado por el desamor.

La suerte de la fea, la guapa la desea. Si bien es una de las mujeres más bellas del planeta, nuestra modelo más internacional parece que no tiene suerte en el amor. Después de un año y medio de relación, Eugenia Silva, de 36 años, y Diego Osorio, ocho años menor que ella, han puesto fin a un noviazgo no exento de altibajos. A principios de 2012 la guapa maniquí y el ex de Anita Boyer ya vivieron un bache sentimental que finalmente lograron superar. Parece ser que el trabajo de ella, que le obliga a pasar mucho tiempo fuera de España (especialmente en Nueva York), ha sido la principal causa. Pero aunque su historia no ha podido funcionar, la top, que hasta para esto es un modelo a seguir, sigue conservando una buena amistad con el primo del duque de Alburquerque. 

Aunque entre los sueños de Eugenia nunca ha estado el casarse -«si lo hiciera sería por seguir la tradición familiar»-, la modelo ha manifestado en muchas ocasiones que le gustaría ser madre, algo para lo que no tener pareja a ella no le supondría ningún impedimento: «El día que quiera serlo, adoptaré. Las mujeres tenemos ahora oportunidades que antes no teníamos».

Marina es otra de las que repite dos años consecutivos en esta lista. Tras divorciarse de Palomo Linares en agosto de 2011, esta primavera volvía a dar otra oportunidad al amor e iniciaba una relación muy especial con su primo, Celio González, un piloto divorciado y padre de tres hijos: «Es pronto para ir más allá, aunque reconozco que estoy muy bien». Pero, pese a la ilusión inicial, tampoco pudo ser. Lejos de tirar la toalla, Marina ha vuelto a intentarlo junto al empresario sevillano Manuel Blanco, un hombre a quien la diseñadora de joyas colombiana, que lleva poco tiempo saliendo con él, ya presenta como el hombre de su vida: «Estoy profundamente enamorada», afirmaba hace nada.

Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas y en su caso se confirma. Cuando celebraron su primer aniversario, la actriz y el hermano de Penélope protagonizaban una ruptura tan inesperada como inesperado había sido su romance. Sin embargo, en marzo, la pareja volvía a retomar su relación. Al parecer, esta nueva oportunidad se producía porque ambos querían mantener su amistad, aunque finalmente el acercamiento reavivó su romance. Tampoco pudo ser. En junio la actriz y el compositor rompían definitivamente pero ella afirmaba: «Ya no estoy con Eduardo Cruz pero nuestros caminos volverán a cruzarse».

No hay comentarios:

Publicar un comentario