08 mayo 2016

Sujetadores para realzar el busto

Este fin de año nos lo queremos jugar todo a un color: al rojo. Y hemos dicho todo, desde los zapatos hasta el carmín, porque si es verdad que este color trae suerte, no repartirá la misma a la que se haya puesto una discreta prenda íntima que a la que salga a festejar cual farolillo.

Se dice que cuando alguien se viste de este color está indicando que necesita poner pasión en su vida y qué mejor que empezar por la primera noche del año. Encontrar trajes rojos en estas fechas será fácil por tratarse de un color fetiche entre los diseñadores.

Valentino, uno de sus incondicionales, propone vaporosos vestidos en gasa de seda plisada o raso, con escotes más bien rectos, pronunciados a ras del pecho tipo palabra de honor o discretos en forma de barco. Tom Ford, contempla el bermellón en todas sus tonalidades, tanto en la colección que diseña para Gucci como en la que diseña para Yves Saint Laurent. 

Los de la primera, confeccionados en tejidos de aspecto satinado como el satén, son largos, con complejas cintas en el pecho que asemejan ataduras, o ceñidos con atrevidos corsés. Los de YSL tejidos en delicada gasa de acabado mate y algo transparentes, son cortos, con volantes y extremadamente descarados, dejando entrever o incluso al descubierto, parte de la ropa interior.

Otras firmas que se decantan por la elegancia del rojo para eclipsar la luna son Gianfranco Ferré, Christian Dior o Alberta Ferretti.

Si su conciencia no le permite fundir la visa en las tiendas más lujosas de la capital, no desespere, porque este color seduce a cualquier diseñador de moda, se llame John Galliano, Tom Ford o Pepita Jiménez, por lo que será igual de fácil encontrarlo en las colecciones Evening de firmas como Mango, Zara, El Corte Inglés o Cortefiel.

Pero el traje no es lo único que hay que teñir de rojo si una quiere sentirse Kelly le Brook por un día. Si hay una prenda obligada por la tradición, esa es la ropa interior. En estas fechas la osadía se apodera de sostenes, biquinis y tangas. Prestigiosas casas como La Perla, Triumph Internacional, Woman'Secret o Etam, lanzan colecciones exclusivas de Navidad para que la procesión vaya tanto por dentro como por fuera. Los tangas de Nochevieja, en el caso de La Perla, se han convertido en fetiche navideño y ya hay muchas mujeres que los coleccionan.

El de 2016 venía en un saquito rojo y en su parte trasera llevaba un montón de pequeños lazos de tul; el de 2004 viene en un pequeño estuche del mismo color y es de tul reversible rojo y negro, su precio es de 41 E. La sorpresa de Triumph de este año son los diseños Santa Claus, conjuntos de lencería y ropa de cama en algodón rojo y ribeteados en blanco para que la magia de la Navidad nos acompañe también en sueños.

Women'Secret se deja llevar por la ironía en su limitada colección de tangas, con mensajes tan sutiles como inesperados: Private affairs Vol. 1, Happy 2004, Sorry, what's your name?... Aptos para casi todos los públicos. Su precio es de 4,9 E y se venden en paquetes de tres.

Sfera, Dim, Sloggi, Playtex, Wonderbra... son otras de las firmas que apuestan en estas fechas por el color de la pasión. Las posibilidades son infinitas. Las más deportivas pueden inclinarse por los diseños de algodón con puntilla que propone Zara, muy similares a los que sacó Calvin Klein hace un par de temporadas, sólo que mucho más baratos, a una media de 6 euros por prenda. 

Además está en un montón de versiones, short, coulotte, braga, biquini, tanga, sujetador, camiseta... Para las seductoras resultan muy atractivos los diseños geometric de Wonderbra con tul y terciopelo o los bordados con pailletes o microlentejuelas. Chantelle y Valisere también apuestan por los diseños sensuales y ultrafemeninos confeccionando delicados conjuntos de lencería con los tejidos más exquisitos, como el tul, el plumeti, el guipure, el encaje o el satén.

Las más ingenuas pueden probar con los modelos de Etam, Sloggi o Intimissimi de tul bordado o microfibra y sujetador armado. La oferta no puede ser más amplia, de modo que lo mejor es no perder más el tiempo y salir a buscar la opción que más le vaya a cada una para recibir el nuevo año con la suerte del bermellón por montera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario